Apartamentos y pisos en venta en Mallorca

Comprar un apartamento en Mallorca: Info & Tips

Apartamentos, Sóller
Apartamentos y pisos en Sóller

Comprar un apartamento en Mallorca puede ser atractivo por muchas razones. Si tiene la intención de utilizar la propiedad para su propio uso permanente o temporal, o si está pensando en alquilarla como casa de vacaciones. Con su propio apartamento, usted es independiente, tiene más libertad de diseño que con una propiedad de alquiler y posee una inversión financiera segura y a largo plazo. Como ciudadano de la UE, usted también disfruta de los mismos derechos que los ciudadanos españoles cuando compra una propiedad en España.

Pero a la hora de comprar un apartamento, también hay algunos aspectos a tener en cuenta, tanto en lo que se refiere a un apartamento nuevo como a la hora de comprar una propiedad de segunda mano. El proceso de compra implica costes adicionales puntuales y periódicos, así como obligaciones y riesgos que deben aclararse en detalle para que el cumplimiento del sueño de poseer una vivienda no se convierta en una pesadilla. Estos son algunos de los puntos que debe tener en cuenta antes de comprar.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un apartamento?

Una de las razones para comprar un apartamento puede ser que los costos sean más bajos que en el caso de un apartamento alquilado. Aquí, sin embargo, es importante informarse de antemano, por ejemplo, sobre la legislación fiscal española y los costes previstos, así como sobre el dinero de la casa. Si compra a un vendedor privado, compruebe también el derecho de disposición del vendedor y asegúrese de que no hay obligaciones fiscales.

Insistir igualmente en un contrato individual en lugar de un contrato formal e invertir en un notario para que redacte una escritura pública de compraventa en la que se registren detalladamente todos los acuerdos. Aclare sus obligaciones como propietario, así como cualquier derecho especial de uso, por ejemplo, con respecto a la bodega, los almacenes, el jardín y, sobre todo, la azotea, porque esta última se utiliza a menudo como argumento de venta, pero es "sólo" una terraza comunitaria. Si aún no ha solicitado un número de identificación fiscal (NIF), hágalo a tiempo, ya que la legislación fiscal española exige que presente sus declaraciones de impuestos de forma independiente y puntual. Además, la NIF es necesaria para la correcta inscripción en el Registro de la Propiedad.

Antes de la compra: Una mirada al registro de la propiedad y al catastro

A la hora de comprar un condominio nuevo y uno de segunda mano, es imprescindible comprobar la inscripción en el Registro de la Propiedad y su referencia en el Registro Catastral y compararla con las circunstancias reales. Aquí es importante saber que el Registro de la Propiedad y el Registro de la Propiedad son instituciones separadas en España. Por consiguiente, las entradas existentes también pueden diferir entre sí y tener valores actuales diferentes, por lo que siempre debe verificar ambas.

La inscripción en el Registro de la Propiedad no sólo es útil para la adquisición de propiedades completas, sino también para la compra de apartamentos. Debe comprobarse si la superficie habitable está correctamente indicada y si se han consignado deudas o cargas para el inmueble en cuestión. Éstas pueden ser una indicación de asuntos que deben ser aclarados antes de la firma del contrato, de modo que usted, como comprador, no sea más tarde responsable de las entradas de las que sea responsable el propietario anterior.

La inscripción del título de propiedad en el registro de la propiedad también proporciona seguridad jurídica adicional y es la prueba oficial de que usted es el propietario del apartamento al revenderlo. La información del catastro, por ejemplo, sirve de base para el pago anual del impuesto predial y del impuesto sobre la renta, por lo que es definitivamente apropiado estar en la imagen aquí. En caso de que se deban hacer correcciones y ajustes en las entradas, también es aconsejable organizarlo a tiempo y, si es posible, responsabilizar al vendedor.

Compra de un apartamento nuevo

La calidad de la estructura del edificio y el equipamiento moderno pueden ser ventajas decisivas de un nuevo apartamento. Si por estas razones usted quiere comprar una propiedad residencial de este tipo, en cualquier caso debe informarse de antemano sobre la aceptación de la construcción válida - concedida por el municipio responsable -, así como un certificado de habitabilidad. Si se trata de una comunidad de propietarios, debe informarse sobre las posibles obligaciones como propietario de la comunidad y cerciorarse de los costes en que incurrirá en esta dirección.

Por regla general, usted comprará un apartamento nuevo a un promotor inmobiliario o a una empresa comercial que actúe como persona jurídica. En este contexto, se adeuda el IVA español (impuesto sobre el valor añadido). La tasa para condominios ha sido del 10% desde que la tasa impositiva fue ajustada en 2012. Atención: Las propiedades residenciales que aún no han sido terminadas - al igual que las parcelas de construcción, por cierto - están gravadas con un 21% de IVA. Este impuesto se recauda de forma centralizada y debe pagarse a la oficina central de impuestos en consecuencia.

Comprar un apartamento de segunda mano

Apartamento tranquilo con jardín y piscina privada en Palma
Rareza: Apartamento con jardín y piscina privada en Palma

Los condominios más antiguos a veces se encuentran en áreas residenciales más atractivas y centrales que las propiedades de nueva construcción. Sin embargo, también hay algunos puntos a considerar aquí. Especialmente cuando se compra un condominio antiguo, es decir, una compra de segunda mano, el vendedor suele ser una persona física. Entonces, en lugar del ya mencionado impuesto al valor agregado IVA, se debe pagar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP). A diferencia del IVA, se trata de una tasa regional, cuyo nivel es determinado por las Comunidades Autónomas de España y puede variar en consecuencia. En la actualidad, las Islas Baleares están escalonadas. Dependiendo del valor de mercado supuesto de la propiedad (es decir, ¡no del precio de compra!), el impuesto sobre transmisiones patrimoniales se sitúa entre el 8 y el 10 %.

Además, la regla general es: El IVA y el impuesto de transferencia de bienes raíces nunca se cargan simultáneamente, sino que se excluyen mutuamente. En cualquier caso, debe aclararse de antemano cuál de los dos impuestos debe pagarse con la compra respectiva para que también pueda pagarse a la oficina de impuestos correcta a su debido tiempo.

Al comprar un piso: impuestos y costes únicos

Además del impuesto sobre el valor añadido o el impuesto sobre transmisiones patrimoniales ya mencionados, existen otros impuestos puntuales que deben tenerse en cuenta como costes adicionales a la hora de comprar un piso.

Hay que tener especial cuidado con el impuesto municipal sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, o plusvalía. Este impuesto se calcula a partir de una serie de parámetros como la duración de la posesión anterior, el valor del terreno y el número de habitantes del municipio responsable. En principio, la plusvalía corre a cargo del vendedor - ¡esto está estipulado legalmente como tal! Sin embargo, a menudo se intenta transferir este pago al comprador de bienes raíces en el contrato de compraventa. Por eso, en cualquier caso, esto debería formularse claramente en el Tratado. Sin embargo, si está de acuerdo con el vendedor en que se hará cargo del pago de la plusvalía, hágalo calcular con tiempo suficiente antes de firmar y legalizar el contrato para evitar sorpresas desagradables.

Al comprar un apartamento nuevo, en el que hay que pagar el IVA, normalmente también se paga el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD). En Mallorca, asciende al 1,2% del valor de la propiedad y se transfiere a nivel regional, es decir, en este caso a las Islas Baleares como comunidad autónoma de España.

Además, en el momento de la compra de un apartamento, también se pagan los gastos de registro correspondientes, así como los honorarios del abogado y notario que certifica el contrato de compraventa.

Impuestos anuales después de la compra de un apartamento

Si usted es dueño de una propiedad residencial en España, tendrá que pagar impuestos anuales. Los detalles también dependen de si eres residente, es decir, si pasas más de 183 días por año natural en España, y si tienes a tu cónyuge o hijos dependientes en España. En este caso usted está sujeto a la llamada obligación tributaria ilimitada.

Cuando usted es propietario de su condominio, debe pagar el impuesto sobre la renta de personas físicas (IRPF). El importe de este impuesto se basa en el valor catastral - un valor nocional en uso del 2% del valor catastral actual sirve de base para el pago del 24,75% del impuesto sobre la renta. Esta es otra de las razones por las que es importante conocer el valor catastral registrado.

Si usted alquila su propiedad residencial, también debe pagar impuestos sobre la renta. Sin embargo, parte de la renta puede estar exenta de impuestos, dependiendo del caso. Vale la pena seguir el consejo de un experto.

Además, se paga el impuesto sobre el patrimonio, que se calcula por etapas sobre la base del precio de compra de la propiedad. El municipio también recauda el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), cuyo importe -como ya se ha mencionado- se calcula en función del valor catastral.